martes, 1 de noviembre de 2011

¿Como se prepara una población peligrosa?

Cuando hablamos de poblaciones peligrosas nos estamos imaginamos épocas oscuras, de guerras, generales rivales dirigiendo sus mejores y mas eficaces tropas y armamento hasta la victoria, dando por finalizada la batalla cuando el vencedor conquista el territorio deseado. Para hablar de estos conflictos, heridos, contiendas y brutalidades varias en realidad, no hay que retroceder tanto en el tiempo. Mira a tu alrededor y dime ¿No hay nada que desearía cambiar?

Hoy te mostrare como se prepara una población peligrosa. 
La clave reside en el adoctrinamiento de estrategias universales aplicables como herramientas infalibles que nos rigen la normalidad de un sociedad. Lo moral, inmoral, justo, injusto, es decir, lo que debes pensar, hablar, cuestionar, inclusive a lo que debes aspirar. No importa si te sientes mas cómoda con zapatos de cristal o con botas militares, puedes aprender a pensar que lo normal y correcto es caminar descalzo, aun en invierno. 

Solo un objetivo mantener el orden. La unificación de ideas tan solo es el medio. Porque para que pensemos que somos libres, que tenemos la libertad y personalidad suficientes para elegir y hacer cuanto deseemos, mucho antes, desde pequeños hemos tenido que aceptar y someternos sistemáticamente o resignarnos ante ciertos conceptos que nos implanta. 
¿Que es normal y que no? ¿Que es legal, corriente, digno, común...? ¿Quien lo marca? ¿Quien lo establece así? Podríamos cuestionar cada concepto, cada doctrina que hemos asumido como veraz por el simple echo de que es lo "normal" lo "común" lo "corriente". Podríamos hacerlo necesitamos hacerlo el mejor modo de aprender y conocerte es desaprendiendo doctrinas.

En un mundo en el que lo diferente, la diversidad individual es considerada como algo raro, peligroso, nada normal, con un enemigo claro, la diversidad. De este modo ensanchan las discriminaciones y desigualdades, patriarcal, machismo, racismo, homofobia, capitalismo, consumismo... Las criminalizan, no hay que retornar a épocas de añejas dictaduras para apreciar el caos que estas doctrinas ejercen, la fuerza con la que golpean la diversidad tratando de arremeter con la unidad el igualitarismo. 
Creemos una población peligrosa mezclemos egos, intolerancias, doctrinas, insensibilidad, individualismos, intransigencia... Y obtendremos como resultado una poblaciones peligrosas. Un a población acostumbrarse a las injusticias.

¿No hay nada que desearía cambiar? Derribemos los muros más poderosos de la opresión y la intransigencia. Luchemos contra estas corrientes que amenazan las diferencias. 

¡Animo juntos podemos! Igualdad desde la diversidad y unión en el propósito.




2 comentarios:

  1. Todo reside en piensa por ti mismo, las diferencias se superan porque el ser humano es capaz de lo mejor. Pero también de lo peor como hemos podido contemplar.
    También hay que tener cuidado con lo que pensamos, porque parece que a alguna élite no le gusta aunque aquí estemos en un ámbito de libertad (en principio); es decir, que lo que consideren como algo ofensivo (arbitrariamente, aunque lo que digas sea totalmente objetivo y válido) pueden usarlo en tu contra para descalificarte.
    Y ante este panorama, juntos podemos, igualdad desde la diversidad y unión en el propósito. ¡Muy buena reflexión!

    ResponderEliminar
  2. Coincido Enrique. Ante esta reflexión tan solo mencionar a Gandhi "Se el cambio que quieras ver en el mundo" Nos queda confiar en la humanidad y en la conciencia colectiva. Desaprendamos doctrinas y conozcamos nuestros limites y capacidad. Mil gracias por tu comentaría. A seguir rEvolucionando.

    ResponderEliminar