lunes, 4 de junio de 2012

“Mi origen no es tu costilla, tu origen es mi útero"


Es bueno recordar para no repetir, pero es indispensable conocer para no olvidad. No puedo sino oír los gritos; Las brujas quemadas en el medioevo, los silencios de las mujeres amordazadas, las ultimas palabras de aquellas que fueron ahorcadas como Olimpia de Gouges, la desaparición en la nada de las hijas, madres, hermanas y abuelas de la prehistoria, una constante histórica, una necesidad de acallar la voz de la sabiduría femenina. 

Todos los días y en todas partes del mundo las mujeres son asesinadas, lapidadas, mutiladas, violadas, maltratadas... Todos son crímenes al género, todos crímenes ligados a la sexualidad, todos crímenes por el hecho de ser mujeres.
Las religiones monoteístas, en general, se esfuerzan mucho en condenar y privar a las mujeres el deseo de ser y sentirse libres. 
Son ellas, los respaldos de silla, en la famosa frase "Detrás de todo gran hombre hay una gran mujer" Limitando a las mujeres a simples respaldos del hombre o reposo del guerrero. Ya dijo dios según el génesis a Eva: "Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti."
                             
La moral patriarcal familia cercana y heredera de las religiones ha representado desde siglos inmemorables (porque casualmente son las únicas instituciones que dice saberlo y recordarlo todo) y continúan haciéndolo un papel retrogrado, promoviendo el mantenimiento de las más odiosas diferencias de géneros, con un a primera vista simple objetivo, hacer del cuerpo de la mujer un horno reproductor y un bien social. Contemplando la maternidad como algo obligatorio, natural y necesario para las mujeres. Por esta regla de tres, condenando todas aquellas formas de vivir que no siguen esta racionalidad. Hasta el punto de tener como propósito el control, ¿para que no se desparrame el caos social? A veces cuando se comenta esto parece que estamos hablando de cosa de un pasado oscuro, añejo y superado, sin embargo, por ejemplo la santa iglesia católica, sigue preparando a sus feligreses para el matrimonio, enseñando que el deber de las mujeres es servir a sus maridos y otorgarles descendencia. Entre otras tantas sandeces.
El aborto continua siendo ilegal en muchos países que se vitorean de tener Derechos Humanos. Y en otros tantos se continua practicando la ablación, se calcula que en el mundo más de 100 millones de mujeres han sufrido esta ¿cultura? ¡no! ¡mutilación! 

Y conociendo todo esto y lo que desconocemos es ineludible preguntarse: ¿Por qué? ¿Como es posible? ¿Será acaso que detrás de todas las trabas a la libertad sexual y personal de las mujeres sigue estando el deseo de controlarlas?


¿Y si la historia de la humanidad contada por ello y para ellos hubiese podido ser relatada por ellas, el presente seria el que es? 


Según el génesis el origen de la primera mujer se extrajo de la costilla de Adán... ¿Y Eva? ¿Cuando se entero no le achaco a Adán que es una falacia? Me imagino un dialogo entre ambos en el que Eva le dijo a Adán: "Mi origen no es tu costilla, tu origen es mi útero".

4 comentarios: