viernes, 31 de agosto de 2012

Rescatando Susurros: Salvador Allende

Salvador Allende: Presidente de Chile (1970-1973). Asesinado el 11 de septiembre de 1973 durante un golpe militar ordenado por el presidente de Estados Unidos y comandado, en Chile, por Augusto Pinochet. 

Hoy quiero rescatar más que un susurro, una lección de dignidad. El último discurso en radio Magallanes de Salvador Allende, tranquilo, sereno y sobre todo satisfecho de no haber traicionado jamas a su patria, minutos antes de morir se dirigió a la nación diciendo: 

«Seguramente ésta será la última oportunidad en que pueda dirigirme a ustedes. La Fuerza Aérea ha bombardeado las torres de Radio Postales y Radio Corporación. Mis palabras no tienen amargura sino decepción (...) Ante estos hechos sólo me cabe decir a los trabajadores: ¡Yo no voy a renunciar! Colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad del pueblo. Y les digo que tengo la certeza de que la semilla que hemos entregado a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podrá ser segada definitivamente. Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos. Trabajadores de mi Patria: quiero agradecerles la lealtad que siempre tuvieron, la confianza que depositaron en un hombre que sólo fue intérprete de grandes anhelos de justicia, que empeñó su palabra en que respetaría la Constitución y la ley, y así lo hizo. (...) Me dirijo a aquellos que serán perseguidos, porque en nuestro país el fascismo ya estuvo hace muchas horas presente (...) frente al silencio de quienes tenían la obligación de proceder. Estaban comprometidos. La historia los juzgará. Seguramente Radio Magallanes será acallada y el metal tranquilo de mi voz ya no llegará a ustedes. No importa. La seguirán oyendo. Siempre estaré junto a ustedes. Por lo menos mi recuerdo será el de un hombre digno que fue leal con la Patria. 
El pueblo debe defenderse, pero no sacrificarse. El pueblo no debe dejarse arrasar ni acribillar, pero tampoco puede humillarse. (...) 
Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor. 
¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores! 
Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición.»

Sitiado en el Palacio de la Moneda por los generales que habían perpetrado el Golpe de Estado contra el gobierno democrático, esta fue la última vez que el presidente Salvador Allende se dirigió a la nación.
11 de septiembre 1973 Golpe de Estado en Chile (Palacio de la moneda).


Allende y Neruda
Pablo Neruda dijo sobre Allende en Confieso que he vivido. Chile, 14 de septiembre de 1973:

"Escribo estas rápidas líneas para mis memorias a sólo 3 días de los hechos incalificables que llevaron a la muerte de mi gran compañero el presidente Allende. Su asesinato se mantuvo en silencio; fue enterrado secretamente; sólo a su viuda le fue permitido acompañar aquel inmortal cadáver.La versión de los agresores es que hallaron su cuerpo inerte, con muestras de visible suicidio. La versión que ha sido publicada en el extranjero es diferente. A reglón seguido del bombardeo aéreo entraron en acción los tanques, muchos tanques, a luchar intrépidamente contra un solo hombre: el Presidente de la Republica de Chile, Salvador Allende, que los esperaba en su gabinete, sin más compañía que su corazón, envuelto en humo y llamas."

El 23 de ese mismo mes, Neruda murió, su salud se debilito tras el Golpe de Estado. Su casa en Santiago fue saqueada después del golpe encabezado por el general Pinochet y sus libros, incendiados.

El valor de la dignidad y el amor a la justicia tiene más fuerza que cualquier traición, pues a pesar de la muerte ese ejemplo franquea los tiempos del ayer para rescatar al mañana.

Recomiendo:
Salvador Allende: Discurso en las Naciones Unidas 1972 
La última decisión de Salvador Allende
Salvador Allende, hablando de él
Documental cia los EEUU desempeñaron el papel clave
Informe Especial - Muerte de Salvador Allende

domingo, 26 de agosto de 2012

Viviendo en trincheras

   Hay historias de lejos que abrasan entrañas ocultas desde dentro y a la inversa. No pocas veces he sentido la tentación de obviar la cara oscura del mundo, imagino que como la mayoría de personas, por evitarme generalizar, aunque podría asumir el riesgo y decir que todas las personas, con seguridad tú y yo, hemos sido participes de los  asaltos injustos de la vida. Y lo que resulta aun más violento de decir; hemos sido cómplices. 

Puestos a reconocer: La falta de perceptibilidad se comprende del verdugo o la victima unos por ansiarla otros por sufrirla. Lo que ya no se puede admitir es la neutral insensibilidad con la que se esta dotando día tras día a la sociedad de la cual no sólo formamos parte sino que conformamos.  Podemos culparla por siempre ("Esta sociedad va de mal en peor...bla, bla") pero en verdad estaríamos escupiendo en el espejo común de la humanidad. Sus déficit y sus excesos son en realidad los nuestros. Estamos haciendo del mundo la jungla del/la más fuerte, del/la más guapx, del/la que más tiene, del/la que más ajusticia, del/la más temidx, en definitiva del/la que menos siente. Porque para llegar a ser ese adalid amparadx y protegidx ha tenido que ir dejando un rastro lleno de atropellos, heridas, sufrimiento, abusos, y cada vez asumiendo más privilegios. Fortalecemos que esto sea así casi sin plantearlo sólo temiendo, sólo aceptando. El problema humanitario más grave del mundo es la indiferencia, que todo lo permite. Mientras las injusticias desde las más pequeñas y comunes que plagan la tierra no signifiquen una ofensa para el conjunto, y mientras sigamos gritando a los cuatro vientos "¡Que se salve el que pueda!" viviremos en trincheras, desconociendo cuando y a quien le caerá la próxima bomba. 

Hay una lucha que se libra en las conciencias que siempre evitamos citar, una batalla directa, la más relevante y efectiva, la educación. La cual en todos sus aspectos debiesen ser un arsenal en valores humanos, una firme condena al principal criminal mundial, el silencio. La manea de vencer las injusticias es  derribar la indiferencia unidos a base de aullidos que rompan el silencio que nos convierte en cómplices.

sábado, 25 de agosto de 2012

Si este es nuestro limite será nuestro fin...

Creo que hay pocas cosas que me provoquen tantas nauseas como las ruines practicas abusivas que permiten amasar las grandes fortunas de este país y del mundo en general. Lo que creo sinceramente es que somos una panda de primates desalmados que no merecemos la tierra que pisamos. Y no achaquemos una vez más la culpa al dinero, no es el dinero el que corrompe. El dinero que yo sepa no lo inventaron los reptiles o las aves, no fue ninguna de esas especies. (Hemos creado un dios y nos hemos vuelto sus divinos servidores). Parece que no tenemos ni idea de como vivir sin competir, más sencillamente dicho; solo nos enseñaron a sobrevivir pisoteando para poder comprar y consumir. Y aquí estamos creyendo que vivimos, pensando que elegimos, deseando hacer lo que debemos hacer, aceptando que las cosas son así que así se hicieron y que así deben seguir. Si este es nuestro limite será nuestro fin. 
Nunca ha dejado de haber lucha de clases y nunca dejara de ser así, la avaricia y la paz se desprecian mutuamente. Nunca hemos dejado de ser presas, nunca hemos dejado de ser esclavos. La esclavitud de algunos es tener más que el resto para necesitar más aun y la esclavitud del resto es creer que viven libremente decidiendo tener. Puede que la escasa conciencia y responsabilidad social venga dada del egoísmo que genera el sistema que ha regido a la humanidad desde casi siempre, sin embargo, no es excusa ni argumento en la cual atar este sin sentido de realidad. A los que creen que "tener" constituye la categoría más natural de la existencia humana ¿no les asombra nacer desnudos y morir sin nada?, ¿será todo esto de amasar fortunas algún tipo de complejo?, ¿inferioridad tal vez?, ¿adición al control?, ¿miedo de ser y perecer como el resto? 
Intentando comprender tan solo siento una enorme incomprensión. Es pensar en sujetos como Fernando RoigAmancio Ortega y sentir que no tantos siglos han pasado del homo sapiens y que en esta evolución de la especie de la que tanto nos sentimos orgullosos todavía no hemos caminado erguido.



viernes, 24 de agosto de 2012

Rescatando Susurros: Susan B. Anthony

   Susan B. Anthony fue una de las principales líderes del movimiento sufragista norteamericano. Incesante luchadora en pro de los derechos civiles de la mujer en las elecciones de 1872 encabezó una manifestación y se presentó ante las urnas para ejercer el derecho al voto. Era ilegal que las mujeres votaran por ello dos semanas después fue detenida acusada de violar las leyes federales. Al año siguiente volvió a presentarse para votar. Finalmente fue condenada a pagar una multa por violar la ley electoral, a lo que replicó:
"Yo nunca pagaré un dólar de sanción injusta."

Homo Exterminatore


pintura    Desde hace 5 millones de años con el origen de los primeros primates erectus en la Tierra, al desaparecer el bosque en África tropical y tener que buscar otra manera de trasladarse, la especie humana ha debido enfrentar las adversidades para sobrevivir. Se adaptaron a los diferentes climas, cruzaron montañas y océanos, aprendieron a utilizar utensilios para cazar, con el tiempo fabricaron cabañas que reemplazaron a las cuevas como refugio y descubrieron la manera de ahuyentar a los peligrosos depredadores, el fuego. Desde entonces el ser humano ha sufrido una evolución y adaptación continua a diferencia de muchos otros seres que en este trascurso terminaron por extinguirse. Sin embargo, y millones de años a posteriori nos encontramos por primera vez en la historia de la humanidad que la supervivencia física de la especie y del planeta depende única y exclusivamente de la propia especie.

contaminación destrucción del planetaPasamos de ser presas fáciles a depredadores, de convivir con la naturaleza a explotarla, de ser una humilde especie más a poner en peligro de extinción a otras, de adaptarnos al clima a trastocarlo... Se podría decir que se nos fue de las manos con eso de sobrevivir, pero seria como asegurar que algo de lo que nos rodea y a lo que tenemos acceso nos pertenece, y eso queridxs semejantes nunca ha sido así.
Estamos inmersos en un bucle hacia la extinción propia. La prosperidad de este el planeta que ocupamos depende de un cambio radical en la manera de entenderlo, un cambio por primera vez desde el corazón humano. 

lunes, 20 de agosto de 2012

Rescatando Susurros: Emilia Pardo Bazán

Emilia Pardo Bazán (1852-1921) 

Cuando con motivo de la recepción de Barbieri en la Academia de la Lengua (terreno muy hostil para las mujeres en la época), don Juan Valera, quien también había querido intervenir directamente en esta nueva "cuestión académica" de la plena incorporación de la mujer a la vida literaria, invita a las señoras que están de pie a ocupar los sillones vacíos por la ausencia de algunos académicos que no pudieron asistir. Doña Emilia, con mucha picardía, le contesta:

"Gracias don Juan, ya nos sentaremos en ellos algún día las mujeres por derecho propio."


domingo, 12 de agosto de 2012

Los JJOO de las mujeres

El deporte femenino visible para salvar la imagen de España en los JJOO volverá a su invisibilidad habitual una vez acaben. Tristemente esta es la realidad real en la que esta inmerso el deporte femenino en nuestro país. Gran culpa de esto reside en los medios de comunicación que no terminan de apostar por el seguimiento del deporte de mujeres. Durante el año apenas se le dedica minutos (por no decir ninguno) en los telediarios, presa escrita, radios... a excepción de las grandes citas. Los medios de comunicación son los que ofrecen a la amplia mayoría y deciden por ellos lo que vende, lo que no y lo que quieren hacer visible. La enorme desigualdad en el tratamiento del deporte femenino en los medios de comunicación es algo palpable, se lleva mucho intentando que esto cambie y que se apueste más por él, sin embargo año tras años nos encontramos frente a frente con la misma realidad. Y pese a esos que ya muchos conocemos y seguimos denunciando, las mujeres en los JJOO han sabido dar la cara y demostrar que su trabajo "invisible" da resultados históricos. Se han abierto el camino a base de coraje. 

Orgullo y emoción merecida porque cuando el deporte femenino da un paso adelante, todos avanzamos.

sábado, 11 de agosto de 2012

Desafío

La estrategia del miedo hace creer a la ciudadanía que cada día es un poco más oscuro y que en el futuro saldrá la luz mientra piden paciencia y confianza. La idea es que no hagamos nada, no pensemos nada, no  digamos nada, no arreglemos nada, mientra ellos los mismos que provocan estas situaciones de "crisis" se ocupan.
Todo esto no es más que la manera de eximirnos de cualquier tipo de control que podamos ejercer en el propio destino. No es nada nuevo, esta pericia de dirigir el destino de la población ya en la mitología nórdica tenia sus propias Diosas, las Nornas tres mujeres, quienes hilaban los hilos del destino de cada persona. En la mitología griega las Moiras y en la mitología romana eran las Parcas. Cuando se producía un nacimiento de un ser viviente mortal ellas eran las encargadas de hilar el hilo de su vida futura, seguían sus pasos, y predeterminaban las consecuencias de sus acciones, de acuerdo siempre con el consejo de los dioses. Se ve que el "control del mundo" siempre ha debido ser un plato muy apetecible. 
Quienes controlan las fuentes de la energía, de alimentos y recursos controlan los medios de supervivencia de los inquilinos del planeta entero. Y estas fuentes están en manos privadas, en el 1% que al igual que las Diosas del destino vigilan, mandan y ejecutan. 
El ayer se desvanece en el desafío del mañana, hay muchos motivos para seguir luchando, podemos encontrar hechos que expresan un nuevo modo de conciencia; el deseo de cuestionar lo que hasta ahora se considera positivo, el deseo de vivir, de tomar decisiones, de ser libres y reivindicar los valorar de las diferencias. Todos estos deseos no aparecen de la nada, es el fruto esperemos de un cambio de era. 

Urgente: Necesitamos una nueva civilización para un viejo mundo que se resiente en este añejo orden mundial.

miércoles, 1 de agosto de 2012

“Tengo un dolor aquí... En la memoria histórica colectiva"

Recuerden los tiempos, sus gentes, pero cuiden con las pisadas, esas cual estandarte llenan de majadero orgullo cualquier enciclopedia nacional. La memoria oficial hace ya mucho que domestico el recuerdo generacional a base de cronologías cuadradas y en el fondo livianas que embelesan en su propia gloria. 

  "Salvajes" llamaron a los inofensivos indígenas. "¡Salvajes!" nombraban como expresión a quienes descalzos caminaban y con arcos cazaban. Bestias, indios, criaturas inferiores tal como animales decían y decían los clarividentes conquistadores de los pueblos que mucho antes de ser "descubiertos" y "culturizados" llevaban siglos tejiendo su propia historia. ¿No fue el salvajismo acaso aplicado por los propios conquistadores, quienes sometían y esclavizaban localidades enteras?
Sin embargo, los "salvajes" ayer y hoy continúan en la imaginación colectiva como aquellos irracionales, desnudos y carnívoros. Y el honor del imperio que gobernó más de medio mundo, en el que no se ponía el sol, continua siendo motivo de júbilo y de anhelo ("que tiempos aquellos") pese a lo que indudablemente significaron "aquellos tiempos"; el origen del esclavismo, los abusos, violaciones, el genocidio de culturas, las desigualdades e injusticias... Mucho tiempo ha pasado sí, pero el ideario oficioso se mantiene. "Nosotros" "los civilizadores" y "los otros" "los salvajes" ha sido y es una manera de simplificar y deshumanizar a millones de personas. Una afilada forma de eximirnos de todo remordimiento o culpa que podamos acarrear con el paso de los años en la memoria histórica colectiva. 

Cuiden la memoria del ayer y el pensamiento del hoy pues con ello marchamos y de ello formamos parte.