sábado, 11 de agosto de 2012

Desafío

La estrategia del miedo hace creer a la ciudadanía que cada día es un poco más oscuro y que en el futuro saldrá la luz mientra piden paciencia y confianza. La idea es que no hagamos nada, no pensemos nada, no  digamos nada, no arreglemos nada, mientra ellos los mismos que provocan estas situaciones de "crisis" se ocupan.
Todo esto no es más que la manera de eximirnos de cualquier tipo de control que podamos ejercer en el propio destino. No es nada nuevo, esta pericia de dirigir el destino de la población ya en la mitología nórdica tenia sus propias Diosas, las Nornas tres mujeres, quienes hilaban los hilos del destino de cada persona. En la mitología griega las Moiras y en la mitología romana eran las Parcas. Cuando se producía un nacimiento de un ser viviente mortal ellas eran las encargadas de hilar el hilo de su vida futura, seguían sus pasos, y predeterminaban las consecuencias de sus acciones, de acuerdo siempre con el consejo de los dioses. Se ve que el "control del mundo" siempre ha debido ser un plato muy apetecible. 
Quienes controlan las fuentes de la energía, de alimentos y recursos controlan los medios de supervivencia de los inquilinos del planeta entero. Y estas fuentes están en manos privadas, en el 1% que al igual que las Diosas del destino vigilan, mandan y ejecutan. 
El ayer se desvanece en el desafío del mañana, hay muchos motivos para seguir luchando, podemos encontrar hechos que expresan un nuevo modo de conciencia; el deseo de cuestionar lo que hasta ahora se considera positivo, el deseo de vivir, de tomar decisiones, de ser libres y reivindicar los valorar de las diferencias. Todos estos deseos no aparecen de la nada, es el fruto esperemos de un cambio de era. 

Urgente: Necesitamos una nueva civilización para un viejo mundo que se resiente en este añejo orden mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario