viernes, 24 de agosto de 2012

Rescatando Susurros: Susan B. Anthony

   Susan B. Anthony fue una de las principales líderes del movimiento sufragista norteamericano. Incesante luchadora en pro de los derechos civiles de la mujer en las elecciones de 1872 encabezó una manifestación y se presentó ante las urnas para ejercer el derecho al voto. Era ilegal que las mujeres votaran por ello dos semanas después fue detenida acusada de violar las leyes federales. Al año siguiente volvió a presentarse para votar. Finalmente fue condenada a pagar una multa por violar la ley electoral, a lo que replicó:
"Yo nunca pagaré un dólar de sanción injusta."

Y no lo hizo, en el juicio tuvo la oportunidad de difundir sus argumentos. Pronunció un discurso y dijo:

“Amigos y conciudadanos: me presento aquí esta noche acusada del supuesto delito de haber votado en la reciente elección presidencial sin tener el legítimo derecho para hacerlo. Será mi tarea de esta noche probarles que con ese voto, no sólo no cometí una ofensa sino que simplemente ejercité mis derechos de ciudadana, que se me garantizan a mí y a todos los ciudadanos de los Estados Unidos en la Constitución Nacional y que ningún estado tiene el poder de negarlos. El preámbulo de la Constitución Federal dice:

'Nosotros, el pueblo de los Estados Unidos, para formar una unión más perfecta, establecer la justicia, asegurar la tranquilidad doméstica, proveer la defensa común, promover el bienestar general y proteger los beneficios que le otorga la libertad para nosotros y para nuestra posteridad, ordenamos y establecemos esta Constitución para los Estados Unidos de América' (...)

Y es una burla descarada hablarle a las mujeres del placer de los beneficios de esa libertad cuando se les niega ejercer el único recurso que los garantiza y que este gobierno democrático ofrece: el voto. (...) De esta forma los beneficios de la libertad son retirados para siempre de las mujeres y de la posteridad femenina. (...) La única pregunta que queda ahora por formular es:

¿Son personas las mujeres? (...) Y yo no puedo creer que algunos de nuestros oponentes tenga la audacia de decir que no.”

En sus últimos años y reflexionando sobre el sufragio femenino decía:

"Va a venir, pero yo no lo veo... Es inevitable. No podemos negar por siempre más el derecho de autogobierno a la mitad de nuestro pueblo que podemos mantener el negro para siempre en la esclavitud. no va a ser forjado por las mismas fuerzas que liberó a interrumpir el esclavo, pero va a venir, y creo que en una generación. El fracaso es imposible."

Catorce años después de la muerte de Susan, el 26 de agosto de 1920 se logró el derecho al voto femenino, su sueño se consiguió al fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario