jueves, 25 de octubre de 2012

¿Igualdad? Ellas también lo creyeron

Cuando en Estrasburgo a finales de la Edad Media el adulterio era castigado como un crimen. Las personas culpables debían de morir ahogadas dentro de una caja lastrada que se introducía en el rió. Cuando los curiosos turistas dan un paseo por el Pont des Corbeaux les cuentan que es el puente de los "suplicios", y les explican que a pesar de que el adulterio estaba penado tanto para hombres como para mujeres las únicas que pagaron con su vida fueron ellas.
No es cosa de otros mundos o países, en España hasta 1978 no se elimino el delito de adulterio que actuaba como una más de las discriminaciones "legales" para las mujeres. Estoy segura que muchxs no cuestionaran la desigualdad que imperaba en el pasado y la que arrastramos a lo largo de toda la historia de la humanidad ¿pero? ¿qué es de la famosa igualdad actual? esta igualdad que como sociedad muchas personas  proclaman a los cuatro vientos... ¿Es esto real? Mi humilde opinión es que no, y lo triste es que no es sólo mi opinión y la de alguna descarriada más. Si vemos y analizamos la ultima encuesta de estructura salarial del Instituto Nacional de Estadística emitido en 2010 (porque ya sabemos con la rapidez que se emiten estas cosas... Imagínense los datos actuales, estas brechas aun habrá aumentado más). Descubro que  
"en media, la ganancia de los hombres (25.479,74 euros) fue mayor que la de las mujeres (19.735.22).  Así, si tenemos en cuenta la definición comunitaria del indicador estructural “Brecha salarial entre mujeres y hombres”2, que utiliza la ganancia ordinaria por hora trabajada como base de la comparación, la diferencia se situó en el 15,3%. Cabe destacar que el número de mujeres que ganaron menos de 14.000 euros fue mayor que el número de varones. A partir de esta cifra, el número de mujeres que percibió cada nivel salarial siempre fue inferior al de hombres con ese mismo salario."

Se podría profundizar mucho más en el tema y analizar detenidamente esta encuesta y su aportación en la vida cotidiana, pero lo importante que creo que hay que extraer no son los datos, es el ser conscientes de la realidad que tenemos por igualdad. 

Sin consciencia no hay cambio. Reconozcamos que estamos y hemos estado siempre muy lejos de que la igualdad de trato, oportunidades y de condiciones sean hechos reales y no meros espejismos que se recogen en leyes y leyendas urbanas. Cierto avance se ha logrado, el problema actual es que se cree en este espejismo de igualdad mientras impera la discriminación y así nada varia. Queda mucho por hacer y todo comienza por la consciencia, la más importante arma que la sociedad puede custodiar.

miércoles, 24 de octubre de 2012

Pedaleando...

sin ruedas pero con metas
disfrutando del momento 
y viviendo de cabeza.
Así suceden los días 
como la vida; 
perdidamente deprisa. 

Redescubriendo al alba 
las osadas ganas. 
Revelador despertador 
reloj de todo lo preciado; 
ya es época de cambiar la hora 
ya es la hora de cambiar de época. 

Reciclando fantasmas de sabanas blancas 
actualizando monstruos de sub-cama 
al encuentro del miedo cara a cara 
a la batalla. 


sábado, 20 de octubre de 2012

Aviso. Virus sistemático: “para qué manifestarse, si no sirve de nada"

Se me colapsan los temas de tantos como quisiese hablar. Aun así centrare la cuestión que últimamente me llama la atención y a la reflexión; El cuestionamiento de las manifestaciones. 
Se pone en duda el poder de manifestarse, parece que ya nada tiene sentido si no se logra la efectividad instantánea, si no se alcanzan los objetivos inmediatos. Más que nunca se extiende cual virus sistemático el: "para qué, si no sirve de nada". Ese es el dogma que nos han inculcado, esa es la fuerza en la que se están respaldando; nuestra pasiva resignación. ¿No sirve de nada? 
Esta claro que todxs desearíamos que nuestras demandas tuvieses un resultado inmediato para beneficio nuestro, pero ni va a ser tan sencillo, ni podemos ser tan egoístas. Cierto es que este sistema se basa en la competitividad, el individualismo y con esos valores hemos sido educados, pero no me sirve de excusa. Aunque parezca que no se esta logrando nada, los pasos hay que darlo pensando en colectivo, creando conciencia y tejido social. Nada que valga la pena se alcanza de la noche a la mañana ni de un año a otro, son muchos los intereses en juego y el brazo del poder no cede gratuitamente. Como prueba la historia de la humanidad. 
Loable es poner algo en dudar, no obstante, dejemos de un lado el "para qué de manifestarse" y tengamos la valentía de utilizar más esa capacidad de cuestionamiento preguntándonos el "por qué de manifestarse". ¿La respuesta cambia cuando en vez de preguntarte el para qué te preguntas el por qué?, ¿cuales son las razones?, ¿qué necesitamos que no se nos escape o qué queremos alcanzar?, ¿menos desigualdad?, ¿un mundo más justo en general? 
Únicamente podríamos decir que es en la rebeldía cuando el ser humano se reafirma como ser evolutivo. ¿Qué seria de nosotrxs si a lo largo de la historia hubiésemos aceptado la designación establecida? 

Preguntenles a ellxs el "para qué" de luchar por lo que es justo. ¿Qué responderían?

"Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa." Mahatma Gandhi
"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota." Teresa de Calcuta
"Da el primer paso con fe. No tienes por que ver toda la escalera. Basta con que subas el primer peldaño." Martin Luther King

viernes, 5 de octubre de 2012

¡Resistencia es nombre de mujer!

“Soy mujer. Y un entrañable calor me abriga cuando el mundo me golpea. Es el calor de las otras mujeres, de aquellas que hicieron de la vida este rincón sensible, luchador, de piel suave y tierno corazón guerrero.” Alejandra Pizarnik

Sus historias nos envuelven, la conciencia nos protege, nuestros pasos las evocan:

Perseguidas, quemadas vivas en las hogueras, acusadas de brujas y conversas, juzgadas y torturadas por el santo Oficio español que cada año revive el calvario sufrido por Jesús, mandaba asesinar a supuestas brujas. 

¿Cual era su delito?

 Si la imagen de bruja que les viene a mente es la mujer de verruga en napia, escasos dientes y escoba a mano; la manipulación histórica del patriarcado ha hecho un buen trabajo. 
Los Romanos describían a las gallegas como "valerosas guerreras de grito celta, astrólogas y magas." Eran las comadronas y las sanadoras: traían a los niñxs al mundo y sabían procurar abortos.     
La Iglesia sentenció: "Una mujer que tiene la osadía de curar sin haber estudiado es una bruja y debe morir." Eso si, a lo de multiplicar los panes y los peces, y curar leprosos, ¿eso? eso eran milagros. 

jueves, 4 de octubre de 2012

Rescatando Susurros: Tránsito Amaguaña

Esta humilde mujer indígena ecuatoriana lucho toda su vida incansablemente por los derechos de su gente, para que su pueblo nunca más fuera oprimido y sus derechos quebrantados. Protagonizó importantes levantamientos por los que en alguno termino presa por un tiempo. Su fuerza, seguridad y firmeza llenaban almas de fortaleza. Líder nata, no temía reivindicar lo que creía justo y sobre todo humano. Después de cincuenta años se entregaron tierras a los campesinos y eliminaron las múltiples formas de explotación al indígena. A partir de ahí muchos gobiernos trataron de ganar votos con su simbolismo.

Cuando recibió el prestigioso premio nacional Eugenio Espejo, aprovechando la oportunidad declaró públicamente: 

“¡Bonitico el gobierno, es la primera vez que se acuerda de mí... Pero mi verdadero premio es el avance de mis hermanos, de mis hermanas, de todo mi pueblo!.”

Eligió morir pobre, sin honores nacionales, con la cabeza alta y libre, apenas derrotada por la vejez. 
Un susurro rompedor, lección de humildad, vereda de coraje y ejemplo de humanidad.

lunes, 1 de octubre de 2012

Discurso de Clara Campoamor 1 de octubre de 1931

Se cumplen 81 años del 1 de octubre de 1931 día en que Clara Campoamor defendía con su discurso, en el congreso de los diputados, el sufragio femenino:
Señores diputados: lejos yo de censurar ni de atacar las manifestaciones de mi colega, señorita Kent, comprendo, por el contrario, la tortura de su espíritu al haberse visto hoy en trance de negar la capacidad inicial de la mujer. Creo que por su pensamiento ha debido de pasar, en alguna forma, la amarga frase de Anatole France cuando nos habla de aquellos socialistas que, forzados por la necesidad, iban al Parlamento a legislar contra los suyos.
Respecto a la serie de afirmaciones que se han hecho esta tarde contra el voto de la mujer, he de decir, con toda la consideración necesaria, que no están apoyadas en la realidad.