viernes, 10 de enero de 2014

Ojalá

Ojalá 
la vida te vista de seda
y brilles o descubras, 

que ese traje no deseas.

Estaba claro, 

lo supe a cada comienzo,
demasiado loctite 

para unirnos de nuevo.
Te daré la razón,
fue un sueño, 

un riesgo del momento.

Ojalá fuese cierto.

Cada día paso 

por las calles 
que nos vieron,
me pregunto 

qué sucedería 
si volviese a mirar tu pelo.

Por gafe o magnetismo 

te he visto de imprevisto,
dos metro parecían quinientos,
mi cara hielo congelado en el tiempo.

Que raro sueño,
casi llego a vernos de nuevo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario