sábado, 26 de abril de 2014

Aquel día

Sabía que estaba prohibido
que era de lo más incierto vivir conmigo.
Llevaba con recuerdos 
torturando mi momento,
es más fácil culpar fuera que mirar por dentro. 
Sin embargo, ese dolor insistía en romper el equilibrio,
hasta aquel día de encuentro,
aquel día me vi y entendía lo sucedido,
cada momento vivido.
Mire a los ojos el dolor que en lágrimas se estaba fundiendo,
y el vacío,
jamás pensé que el dolor pudiese transformarse en placer
pero aquel día, 
todo tenía sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario