lunes, 28 de abril de 2014

Cuando valentía y despedida van de la mano

Me cuesta soltarme de este abrazo
que ya va para dos años,
se acerca la despedida
parece ayer el día que te encontraba
entre miradas furtivas.
Tu segundo plano paso a primero enseguida,
en cuento descubrí el sabor de tu naturaleza.
Nuestro vínculo comenzó como todo sueño,
a la noche, entre esperanzas.
Arriesgue y me lance
como quien hacia una gran locura,
y sin el “como quien”.
Naciste en mi a escondidas
entre miedo al cambio
e incertidumbres amorosas,
mientras, te mantenía en secreto
con el corazón latiendo
por tus callejuelas,
aprovecho y doy las gracias
a la que te situó en mi mapa.


Me está costando soltarme de este abrazo. 


Ya no me arroparan tus días de lluvia, 
ni me atravesaran tus gotas frías.
Podría alargar esta etapa, este abrazo
pero ya no sabe a reto,
ya porta un agur en mis labios.
En estas noches otro sueño brota y
no puedo retenerlo más,
no puedo cerrar los ojos
que hoy se humedecen de amor.
Te dejo atrás,
y yo me dejo ir con el Arga
que me empujará 

en estas primeras curvas
para ser capaz de soltarte
Iruñea,
tú que siempre me asistes
tú que estabas ahí desde el comienzo
cuando aún no te veía,
cuando otra era la protagonista.
Volveré donde se pierde el miedo,
volveré y esta vez
será por ti nuestro encuentro.



2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias, que importante despedirlas para seguir adelante y aprender a soltar lo que queda atrás… #Crecimiento : )

      Eliminar