lunes, 2 de junio de 2014

La mariposa dibujada sobre la almohada

Dibuje una mariposa en mi almohada
esperaba volar junto a ella en algún sueño
esperaba que me ayudara a alzar las alas
y posarme sobre cientos de flores malvas.
Un día la mariposa voló,
yo aún estaba en la misma habitación
en la misma cama
tendida sobre la almohada, esperaba.


Aprendí a tiempo 
que no se alza el vuelo en la añoranza,
ni esperando durante mil años
a que la mariposa me entregara algo de magia.
Cada cual vuela con sus alas,
movida por su propia magia
dibujando el mundo a su marcha.


Aprendí a tiempo y al tiempo
que es posible existir
con las alas tendidas
lanzándome sobre la brisa,
en movimiento,
siendo una misma
en cada sueño que tránsito.

Hoy yo soy la mariposa
dibujada sobre mi almohada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario