lunes, 13 de octubre de 2014

Abriendo la ventana

Siento una caricia en la piel,
un roce alimentándome el sentir,
al otro lado el mundo en pequeño,
me relajo,
hoy igual puedo dormir.
En la calle el fresco sugiere compañía,
un nuevo abrazo puede hacerse eterno
¿quién no lo creyó?

El sentir juega con alias extraños,
¡guarde silencio la lógica!
ahora no la aguanto.
Se deshace la sensatez en todas partes,
¿quién no defendió un secreto que nunca busco?
¿quién no tuvo un sueño como coartada?

Respiro en esta noche que aísla las dudas,
aquí toda ausencia se viste estrellá,
y la luna se engalana de protectora,
¿quién no creyó en cuentos de hadas?
¿quién no tuvo que desaprender fantasmadas?

Abre la ventana vida,
pasa y revolotea,
y si el viento se cuela
no te cortes,