domingo, 30 de agosto de 2015

Hay cosas en la vida que sabes, las sabes seguro...

Últimamente parece que está cerca.
Algo crujen los árboles cuando me arrimo,
algo trama la brisa mientras me levanta la camisa.

Puede ser, meramente, el parecer, 
ser o no ser,
pero sea, o al revés, 
que llegue para romper.
Y si puede;
que nos pille en un largo atardecer, 
porque dejarlo estar contigo,
debe sentirse, algo así, como definitivo. 

martes, 11 de agosto de 2015

Removiendo tierra

Silenciada queda para siempre su voz.
Su vida, una bala se la lleva,
para acallar la búsqueda,
para cubrir de olvido la injusticia.
A tiros, para romper los murmullos 
y el coraje de los vivos, 
para aterrar al miedo,
para desaparecer la esperanza.
Pero nada saben de miedo quienes caminan
con los pasos secuestrados,
escarbando en los cerros
el regreso de los suyos.
Este dolor es el de muchos otros,
lamentos que escuchan de cerca la muerte.

Mientras la impunidad secuestre cuerpos y justicia,
seguirán existiendo personas removiendo la tierra y las conciencias.






martes, 21 de julio de 2015


No sucede todos los días

pero si encuentras

una sonrisa decidida,

de estas que salpican

sinceridad y alegría;

¡Sumérgete!

Ellas resguardan la esperanza

de este neurótico mundo.

domingo, 21 de junio de 2015

¿Qué misterios
esconden
sus caricias?
¿Qué mundo
imaginan
sus ojos
cuando
se cierran?
 

Confieso
que me quedo
sin pasado
cuando llega,
se me ronca
hasta la voz
por lo poco
que aún tengo
de inocencia.

martes, 5 de mayo de 2015

Hay personas que saben 
romper las emociones en arena
con la misma calma con la que aman.
Es habitual que expongan al viento el dolor
observando como con el roce de la vida
se desprende, como las postillas.

miércoles, 22 de abril de 2015

Recuerdo...

Tengo la piel llena de memoria,
y la más sincera de mis sonrisas
aún cuando sueña imagina tu boca.

Todavía conservo en el cuerpo

infinitos recorridos 
y guardo un mapa de escalofríos
señalando el momento y 

las calles donde nacieron.

lunes, 13 de abril de 2015


Te miro y escapas,
 
me buscas la palabra y la pierdo.
 
Puede parecer inoportuno,
 
como todo esto que nos pasa
 
por caminar al revés;
 
poniendo la cabeza, luego los pies.

domingo, 5 de abril de 2015

Con la espera

Vuela, vuela alto aprovechando el margen de inocencia,
tanto tiempo que esperaste… tanta espera.

Llegó en el plazo que tu anhelo cumplía,
ya asoma una sonrisa con los primeros rayos,
ya se esconden los monstruos de dos extraños.
 

Llegó tu turno, el juego inicia y el engaño mueve ficha.
Tanto tiempo que esperaste… tanta espera,
vistes confianzas mientras te quitas prendas.
 

Vuela, vuela alto mientras duran infinitos por promesas
que los cambios nunca cesan a pesar de la persistencia.
 

Tanto tiempo alimentaste historias de ensueño
que al primer gesto devoto le has puesto nombre de cuento.

miércoles, 1 de abril de 2015

No sé de poesía, pero hay versos 

que me llevan de vuelta hacia mí misma, 

sin rodeos, o con ellos, 

depende la resistencia del momento, 

lo farruca de la mente, 

y la sombra de mi soledad preferida.

lunes, 23 de marzo de 2015

CoraZas

He visto corazas de todo tipo
ninguna era realidad,
en su grandilocuencia
más bien se parecían a un eclipse
ocultando su piel desnuda.

No desaparece la luz interna,
solo busca descanso para reposar el daño,
o cumple condena acusada por ingenua.

viernes, 13 de marzo de 2015

¿Cuántos días le dedicas a la luz?

Al salir al jardín sintió como los rayos de sol le llegaban más cálida y profundamente que nunca. Esa luz que veía reflejada en su jardín contrastaba entre la oscuridad que acostumbraba. Así que volvió al interior, se preparó una taza de té y junto a uno de sus libros favoritos salió con la intención de sentarse a leer mientras la luz acompañaba el momento. Enseguida se fue percatando de los efectos positivos que estos rayos de sol tenían; las plantas florecían más altas, más esbeltas, su color tornaba brillante, sincero, sus días eran más alegres y pausados. Nada parecía poder nublar esa tranquilidad aparente, salvo las dudas. 
Aunque todo a su alrededor se veía mejor le era imposible llegar a comprender por qué a ella, por qué su jardín. ¿Ella? a quien nunca le toco ni un céntimo en la lotería, ¿ella? que no sacaba por encima del tres jugando a los dados; "¿cómo es posible?, ¿se trata de una prueba del destino?, ¿será que me echaron un mal de ojo?” Se pasaba los días buscando explicaciones, duda tras duda, día tras día, hasta que una mañana al despertar abrió la puerta hacia el jardín, ya no estaban esos rayos de sol, las flores decaían sobre su propio tallo, un ambiente frío en el que solo quedaban presentes las nubes, hasta las sombras fueron sorprendidas por esta vicisitud. Ella que nunca había terminado de creerse su fortuna lo tenía claro; “¿ves? ¡No era real! Ya no está, como pensé que sucedía, sucedió.” 

Para ella nada cambio, incapaz de aceptar su realidad, incapaz de vivir, sentir y disfrutar el momento, la realidad se trasformó y para cuando esto paso ni uno de sus días le había dedicado a la luz. Las oscuridad que quería ver llego, la que llevaba consigo nunca se fue. 

jueves, 12 de marzo de 2015

Unos segundos

Desperté relinchando viejos atardeceres
con el pataleo de cientos de viajeros a mis hombros,
y el sabor a huida y traqueteo.
Desperté doliente junto con todas mis equivocaciones.
Podría echarle la culpa a un sueño, y llamarlo pesadilla
pero era real, tanto como mi vida.

lunes, 2 de marzo de 2015

Montañas de peñasco, 
vestigios de muchos tiempos. 
Por sus lomas descubiertas 
se hace el caminante vigía, 
entre otros sueños.
El Chorro (Málaga)





domingo, 22 de febrero de 2015

Éramos una locura de sonrisas compartidas

un sinfín de acordes de bienvenida

un tentador juego de atenciones,

esos brazos que están cuando se necesitan.

Ahora que no somos en conjunto, 

ahora que fuimos para no ser más ese sincronismo, 

seremos lo que nunca dejamos de ser; uno mismo.

domingo, 15 de febrero de 2015

Nuestro caballo de Troya: Amor romántico y socialización

Dirán que es triste el silencio, que es amarga la vida si no se acompasa junto a otra persona, dirán que esperemos que llegará el momento perfecto, también que busquemos sin descanso hasta encontrar la nota perdida que nos hace. Dirán que es una delicia, una fortuna toparnos con ella, tener pareja, y te lo creerás, lo intentaras, pensaras tenerlo, lo aborrecerás, y hasta puedes encontrarte frente a frente con el temor a perderlo y el impulso de aferrarte a ello con todas las fuerzas de tu cuerpo. 
Llevas tanto tiempo preparándote para ello, sí, es mucho el tiempo, representándolo en aquellas películas, fantaseando junto a esas canciones que te pones, planeándolo de charla con las amigas, ensoñándolo en las noches. Tanto tiempo expuesta a todos esos mensajes que te llegan de infumables fuentes, tanto tiempo observando en tu entorno; los logros sociales que se alcanzan con aquella unión llena de clarividencia y ficción. Sí, lo entiendo, te entiendo, sé que oyes los hurras que la sociedad pronuncia cada vez que se emparejan aquellas personas que conoces, también ves los saltitos de alegría de algunas familias que encuentran en este hecho la solución, el frasco de inmortalidad, cuanto menos, la salvación para esa niña que por fin se hace mayor. 


Te sorprenderías si calculas el tiempo total que en la vida se dedica a prepararse para alcanzar este hecho. Lo interiorizamos de tal modo que parece que nos nace como algo natural, ¿y es verdad? Dirán que sí que la vida es esa búsqueda de nuestra media naranja, de esa persona que nos haga feliz, que nos salve de todos los males, solucione todos nuestros problemas, calme nuestras carencias, y lama nuestras heridas, esas, la mayoría que probablemente nos hicimos en la búsqueda de la mitad que nos completa y la que debe estar todavía por ahí buscando la suya, buscándonos. Dirán, dirán, dirán tantas cosas que ya oíste, tantas que soy incapaz de reproducir, tantas como yo oí, tantas como seguimos escuchando, y lo más peligroso; tantas como nos calaron sin apenas cuestionarlas. Adquieren un ideario tan idílico que agradecidas con nuestro caballo de Troya particular salimos al mundo sin conocer que lo que nos puede dañar lo hemos ido almacenando durante años. 

sábado, 14 de febrero de 2015

Las luneras - Comparsa Mixta de Sevilla 2015 (letra)

Hoy me nace compartir un trocito de una bellísima letra que no deja de deambular en mi cabeza una y otra vez. Tan maravillosa que merece la pena ser leída y escuchada a través de la Comparsa mixta de Sevilla presente en preliminares de los Carnaval de Cádiz 2015, en el carnaval de Coria del Río (Sevilla), y en otros lugares.
Letra de María Núñez García, música de Cristina Calle y dirección de Concepción Pérez.
                                                                 
(…)


Que no me aúllen los lobos que rasgan tus vestiduras
ni me rimen los poetas que disfrazan los piratas
de valientes marineros.

(…)

Aunque sea desde el cielo
yo te observo tierra mía
y que ni te roce el aire yo quiero,
ni de noche ni de día.

miércoles, 11 de febrero de 2015

Biblioteca

Me encantaría verte en todas tus localidades llena de gente, 
llena a reventar de diversidad.

Me encantaría que fueses el lugar donde converge, se difunde y crea conocimiento, 
donde lata la contracultura, y camine con luz propia la memoria.
Me encantaría sentirte cerca de la comunidad, dando vida, recogiéndola, pero sobre todo,
me encantaría sentir que la albergas. 

Me da pena verte, especialmente ciertas semanas, como el espacio más popular para encerrarse y obligarse a preparar exámenes, que me temo, nada tienen que ver con el auténtico saber.
Me da pena, porque lo que me encantaría es oír hablar de ti diciendo cómo en tus puertas se forman largas filas por entrar a coger un buen sitio en la aventura del placer.

sábado, 7 de febrero de 2015

Revolución de Febrero

No resistí,
la añoranza venía preparando su revolución
y el asedio no duro ni dos copos de nieve después.
No estar fue metralla que agujerea deseos
de aquellos de cuentos de hadas y fantasía.

Tengo que decirlo, lo admito,
echo de menos las noches de tormenta,
las gotas cuando me encuentran,
el olor a frescura al pisar la calle,
los colores oscuros
y las prisas sobre la baldosa traicionera.

Echo de menos el sonido de la lluvia
cuando se pone coqueta,
el agua cuando nadie la canaliza,
cuando se libera día tras día.

lunes, 12 de enero de 2015

Hasta la flor que parece la más común de todas
es extraordinaria si se le presta atención.
La belleza solo es comparable al amor con el que se observa.

miércoles, 7 de enero de 2015

Notas mentales y otros fraudes

No sé por qué con determinadas personas cuando se habla desde dentro se es “enrevesada” por muy sencillos que se haga, o por qué cuando se pronuncia lo verdaderamente auténtico se es “intensa” retumbando con sarcasmo. Toda una marciana.
Pero sé que a menudo se rehuye lo que asusta. 
Y a veces, lo que más asusta 
es aquello que nos hace sentir(nos).