miércoles, 7 de enero de 2015

Notas mentales y otros fraudes

No sé por qué con determinadas personas cuando se habla desde dentro se es “enrevesada” por muy sencillos que se haga, o por qué cuando se pronuncia lo verdaderamente auténtico se es “intensa” retumbando con sarcasmo. Toda una marciana.
Pero sé que a menudo se rehuye lo que asusta. 
Y a veces, lo que más asusta 
es aquello que nos hace sentir(nos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario