domingo, 5 de abril de 2015

Con la espera

Vuela, vuela alto aprovechando el margen de inocencia,
tanto tiempo que esperaste… tanta espera.

Llegó en el plazo que tu anhelo cumplía,
ya asoma una sonrisa con los primeros rayos,
ya se esconden los monstruos de dos extraños.
 

Llegó tu turno, el juego inicia y el engaño mueve ficha.
Tanto tiempo que esperaste… tanta espera,
vistes confianzas mientras te quitas prendas.
 

Vuela, vuela alto mientras duran infinitos por promesas
que los cambios nunca cesan a pesar de la persistencia.
 

Tanto tiempo alimentaste historias de ensueño
que al primer gesto devoto le has puesto nombre de cuento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario