martes, 21 de julio de 2015


No sucede todos los días

pero si encuentras

una sonrisa decidida,

de estas que salpican

sinceridad y alegría;

¡Sumérgete!

Ellas resguardan la esperanza

de este neurótico mundo.